23 de junio, 2022

¿Cuál es la mejor leche vegetal para el café?

El chocolate es uno de esos placeres culpables que de vez en cuando nos damos pero, ¿sabías que no deberías arrepentirte de comerlo? Descubre sus beneficios.

Ya sea por intolerancia a la lactosa o por elección consciente de una alimentación sin productos animales, cada vez hay más personas que abandonan la leche de vaca y se pasan a otras opciones como leche de soja o de almendra. Cada una de ellas tiene sus particularidades y, sobre todo, sus matices en cuanto a sabor. ¿Cuál de ellas es la mejor para el café? Hagamos un repaso a cada una de ellas para saberlo.

Leche de soja

Quizá una de las más conocidas. La soja se ha popularizado en los últimos años y en la actualidad pueden encontrarse multitud de sustitutos a los lácteos elaborados con esta legumbre. No solo los intolerantes a la lactosa pueden tomarla, también es una buena opción para aquellos que sufran alergia a los frutos secos.

La leche de soja tiene un sabor que se considera neutral a la hora de combinarla con el café, aunque los expertos baristas coinciden en que es ideal para los granos procedentes de Sudamérica y poco recomendable para maridar con las variedades africanas, dado el gusto afrutado que suele caracterizarlas. En general, lo importante es servir esta leche vegetal a la temperatura adecuada, ya que si está demasiado fría tiende a separarse del café.

Leche de almendra

Esta bebida vegetal conserva un cierto sabor amargo muy característico, lo cual hace que sea una de las favoritas de los baristas ya que le da combina a la perfección con los granos de tueste claro dando a la bebida una dimensión completamente nueva. Esas primeras notas amargas, unidas al café, dejan paso a un sabor dulce muy agradable. Como ocurría con la variedad de soja, es importante que la temperatura sea la adecuada para evitar que se coagule y corte el café. Destaca su textura, ideal para crear diseños de latte art.

Leche de avena

El suave sabor de esta bebida vegetal hace que sea una de las favoritas de los cafeteros, ya que cede todo el protagonismo al café. Aunque combina a la perfección casi con cualquier variedad, los granos brasileños o etíopes suelen ser los que mejor maridan con la leche de avena. Aunque depende de cada fabricante, por lo general tiene mucho cuerpo, haciendo que el café tenga más consistencia y sea más intenso. El mejor punto a su favor es que, gracias a su textura crea espuma fácilmente, lo cual es ideal para los baristas.

Leche de arroz

Esta última bebida vegetal es muy valorada por sus propiedades digestivas, ya que favorece la digestión y, además, contiene más hidratos de carbono que las opciones anteriores. Tiene un sabor bastante neutro, por lo que no afectaría al café que se prepare con él, lo cual hace que sea perfecta para quien disfruta de granos de café tostados y con fuerte carácter. Su textura es el gran inconveniente, ya que su consistencia es demasiado acuosa y es muy difícil crear espuma.

 

Como ves, no hay una leche vegetal mejor que otra, sino que dependerá de tus gustos y del tipo de bebida que quieras preparar. Lo más importante con este tipo de leches es asegurarse de que está calentada a temperatura media-alta, ya que de lo contrario, será difícil que se disuelva y se mezcle homogéneamente con el café. 

Y a ti, ¿con qué leche te gusta tomar el café? ¿Has probado alguna vez a preparar tu café con alguna de estas leches vegetales? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!